Foto pagina

Celebración 40 Aniversario SODOGEO y Fiesta Santa Bárbara

El pasado jueves 3 de diciembre, se llevó a cabo la celebración del 40 Aniversario de la Sociedad Dominicana de Geología (SODOGEO), donde se les otorgó una placa de reconocimiento a los señores:
  • Ramón Cáceres,
  • Rosa Ng Báez,
  • Gerald Marteen Ellis,
  • Rafael Reyes Prida,
  • Salvador Brouwer,
  • Héctor Ulloa,
  • Arnulfo Madera,
  • Romeo Llinás y
  • Manuel Del Campo.
Como miembros fundadores de la SODOGEO.

Ver fotos en el siguiente link:

https://drive.google.com/folderview?id=0B2qaWtOz2jseaWlWUlZnSFc2b2s&usp=sharing

 

ver

El país tiene un gran potencial minero y de hidrocarburos.

Santo Domingo.-Su amor por la naturaleza, la libertad y la aventura motivaron al presidente de la Sociedad Dominicana de Geología (Ssodogeo), Eduardo Verdeja, a inclinarse por esa carrera.

Para él era inconcebible dedicarse a una profesión que ameritara encerrarse en una oficina, usando saco y corbata, luego de haber vivido en el mar, practicado buceo, velerismo, montañismo y otras actividades extremas.

Por eso, a pesar de venir de una familia de odontólogos y coquetear con la idea de ser cirujano, se enfocó en la rama de la ingeniería.

Verdeja cuenta que cuando ya estaba decidido a estudiar Ingeniería Industrial descubrió que la Universidad Católica Madre y Maestría estaba ofreciendo la profesión de Ingeniería y Geología de Minas.

“Yo investigué un poco y me di cuenta de que eso era para trabajar al aire libre, y así de simple elegí ser geólogo”, confesó el especialista.

Potencial minero

Tras varios años de experiencia, Verdeja llegó a la conclusión de que el país cuenta con un potencial minero impresionante, producto de la gran diversidad de recursos que posee esta isla.

Comparó que, pese a ser un territorio pequeño, el depósito de oro que actualmente explota Barrick Pueblo Viejo está entre los cinco más grande del mundo, por su naturaleza. Eso se debe a que está en una formación geológica, cuyo origen influyó para que se diera ese tipo de proceso.

Asimismo, sustentó que el país posee un potencial de hidrocarburos porque posee las estructuras geológicas donde esos yacimientos suelen ocurrir.

No obstante, dijo que hace falta mucha investigación.

“A nosotros como país nos falta la cultura de la investigación, del conocimiento y de levantar información objetiva. De medir y de monitorear”, indicó el experto.

El presidente de Sodogeo criticó que a nivel nacional “tenemos una cultura inmediatista, que sólo se ocupa de resolver los problemas que aparecen en el momento, no en planificar para el futuro”.

Hallazgo minerales

El geólogo afirmó que estudios demostraron que en la formación geológica Tireo, San Juan de la Maguana, se descubrió un yacimiento de minerales importantes en casi el 60% de toda la cordillera Central.

“Eso abre las puertas para explorar estos minerales, aunque no estamos diciendo que hay en toda la cordillera”, aclaró en Los Coloquios de EL DÍA.

Sin embargo, insistió en que hace falta investigar qué tantos minerales se pueden encontrar en esa zona, en qué cantidad y si son rentables.

Reconoció que los proyectos de investigación mineros son muy costosos. De hecho, resaltó que por cada 1,000 proyectos de exploración de minería apenas 100 avanzan a una etapa de perforación.

De ese monto, sólo 10 concluyen con hallazgos de un depósito mineral, y de estos apenas uno llega a ser rentable.

Apuntó que los proyectos mineros resultan costosos, porque para sacar tres gramos de oro, a los precios actuales, se requiere mover una tonelada de tierra.

Por eso es que desde la Sociedad Dominicana de Geología abogamos para que en el país se desarrolle una minería responsable.

Empero, afirmó que esa actividad no es la más impactante para el ambiente.

País tiene buena cartografía

El país cuenta con una Cartografía Geotemática con un nivel de detalles que ni siquiera Estados Unidos lo tiene.

Eduardo Verdeja precisó que, a través de esa cartografía, el territorio nacional tiene una de las mejores herramientas de información sobre distintos aspectos de la geología, morfología, hidrogeología, riesgos y otros detalles importantes del territorio.

No obstante, aclaró que esas informaciones son superficiales, pero sirven como punto de partida para estudios más profundos.

Señaló que esa cartografía fue realizada dentro del programa Sysmin I, impulsado (entre los años 2000 y 2010) por la Unión Europea, para dotar a varios países de una infraestructura que posibilite el desarrollo del sector geológico-minero.

Fecha 19 octubre 2015

Ver link:

http://eldia.com.do/el-pais-tiene-un-gran-potencial-minero-y-de-hidrocarburos/#.ViTWi2Ylj20.email

El 80% de las aguas de la capital están contaminadas de materia fecal.

Santo Domingo.-El 80 por ciento de las aguas subterráneas de Santo Domingo están contaminadas por materia fecal, según un estudio presentado en el Congreso Internacional de Hidrogeología organizado por la Sociedad Dominicana de Geología (Sodogeo).

Esa información la ofreció Eduardo Verdeja, presidente de esa entidad, al detallar los resultados de las ponencias desarrolladas en ese evento.

El geólogo precisó que el tema del agua fue uno de los puntos principales del congreso efectuado a principios del presente mes.

“Ahí se descubrió que el nivel de contaminación de las aguas de Santo Domingo es muy preocupante”, advirtió el profesional.

Resultados del estudio

Citó que la investigación, realizada por la ingeniera Aude Archambault, revela que el 70% de las aguas residuales de la capital son vertidas al acuífero sin ningún tratamiento.

Argumenta que no existe ninguna organización especial entre los pozos de agua y los puntos de descarga de las residuales.

Por lo tanto se confirma una contaminación casi generalizada de ese líquido a nivel subterráneo.
Apunta que el impacto es más importante en la franja costera, donde el nivel de agua bajo suelo es poco profundo.
Botellones contaminados

Añade que los pozos de producción de agua potable (botellón), así como los de hospitales, clínicas y escuelas no tienen ningún perímetro de protección y presentan el mismo esquema de contaminación que los domésticos.
“Esto advierte un alto riesgo sobre la salud de la población en contacto con esa aguas”, refiere la investigación denominada “Vulnerabilidad y estado de contaminación de la planicie costera oriental de República Dominicana, el caso de Santo Domingo”.

Modelo de vulnerabilidad

El estudio geológico e hidrológico que analiza la contaminación fecal y la industrial, precisa que la capital ha tenido un crecimiento vertiginoso, al pasar de una población de 650,000 en 1969 a 3.2 millones en 2010, y una proyección de 4.9 millones en el año 2040.

Sin embargo, la planificación urbana, y en particular los servicios de agua y saneamiento, no han podido enfrentar ese crecimiento.

Agrega que en los últimos 20 años se han perforado unos 110 pozos sectoriales de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados, y miles de pozos privados para uso doméstico e industrial.

“El problema es que estamos haciendo un pozo, sacamos el agua de abajo pero vertemos los residuos sólidos arriba”, comparó Eduardo Verdejas.

Al citar los resultados del estudio, el especialista indicó que la cobertura de alcantarillado de la ciudad es muy deficiente y apenas un 2% de las aguas residuales son tratadas.

“Nosotros no tenemos tratamiento de aguas potables y tenemos vertederos por donde quiera. Hay talleres vertiendo sus residuos al subsuelo y todas las cañadas se están cayendo a los ríos”, criticó.}

El geólogo alertó que el país debe saber cómo explotar sus acuíferos y dónde, para evitar intrusión salina.

Fecha 19 octubre 2015.

Ver link:

http://eldia.com.do/el-80-de-las-aguas-de-la-capital-estan-contaminadas-de-materia-fecal/

RECONOCIMIENTO A MONSEÑOR AGRIPINO NUÑEZ Y AL ING. NELSON GIL

El 17 del pasado mes de junio la Sociedad Dominicana de Geología (SODOGEO) realizó un Acto de Reconocimiento a Monseñor Agripino Núñez Collado, pasado Rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM),  y al Ing. Nelson de Jesús Gil Gil, organizador y Director de la carrera de Geología e Ingeniería de Minas de dicha universidad.

 

Ver Reportaje en el siguiente link:

https://drive.google.com/open?id=0B0rMkbj7aJFrRlpCTF9icUdiTzA

figura 1 SODOGEO

Estudio de la amenaza sísmica y evaluación de la vulnerabilidad física del Gran Santo Domingo

Por: Ing. Santiago Muñóz / Director Servicio Geológico Nacional  Screen Shot 2014-09-05 at 11.39.22 AM

Introducción

Las Características geológicas y climáticas de La Isla Hispaniolahacen que el territorio ocupado por la Republica Dominicana,una dos terceras partes, tenga un alto grado de exposición a distintos riesgos ante desastres sea elevado.

Desde tiempos de la colonización de la isla la documentación realizada por los frailes y representantes de la iglesia permitieron tener registros de numerosos eventos catastróficos, con un alto índice de afectación sobre las vidas humanas y las infraestructuras en diferentes territorios del país. En esta corta historia de la isla se recuerdan terremotos que han afectado a ciudades como La Vega, Azua, Puerto Plata y Santo Domingo y Santiago de los Caballeros la cual fue afectada por un fuerte sismo en su antigua localización de Jacagua.

La isla Hispaniola ha sido impactada por diferentes sismos en los últimos años, un sismo de 6.5 en la escala de Richter en septiembre del 2003 con severos daños en Puerto Plata y Santiago de los Caballeros y el terremoto del12 de enero de 2010, de magnitud 7 en la escala de Richter, el que afectó a la capital de la vecina república de Haití, Puerto Príncipe. Las víctimas mortales superaron más de trescientos mil (300,000), los daños materiales afectaron a todas las infraestructuras gubernamentales, hospitales, centros educativos, infraestructuras militares y una gran cantidad de viviendas, las cuales no se han podido recuperar después de tres años de haber ocurrido el sismo.

El Distrito Nacional representa la capital de la nación, Santo Domingo de Guzman, conjuntamente con los Municipios de Santo Domingo Este, Santo Domingo Norte y Santo Domingo Oeste son parte del Gran Santo Domingo, albergan casi tres millones de habitantes, además de una enorme cantidad de infraestructuras que van en constante crecimiento. El Palacio Presidencial se localiza en el Distrito Nacional, además de las sedes de los ministerios, el Banco Central, la dirección de Impuestos Internos, la Tesorería Nacional, hospitales, universidades y otros centros de instituciones públicas de decisiones del Estado.

El Servicio Geológico Nacional consiente de la necesidad de disponer un estudio de microzonificación sísmica del área del Gran Santo Domingo solicito a la Unión Europea su cooperación para realizar dicho estudio, que permita diferenciar las distintas zonas de la ciudad en las que se van a tener respuestas sismicidad homogéneas ante un terremoto.

La práctica totalidad de las infraestructuras oficiales y habitacionales privadas se construyeron antes y tras la publicación de código de Recomendaciones Provisionales para el Análisis sísmico de Estructuras del año1979. Con posterioridad (2002) se procedió a su reevaluación y actualización, pero no ha sido hasta el pasado junio de 2011 que se ha promulgado el nuevo Reglamento para el Análisis sísmico de Estructuras, vigente desde agosto de 2011.

Área geográfica y de aplicación del Estudio que va a cubrir

El área geográfica del Estudio cubre parte de las siguientes hojas a escala de 1:50.000 del Mapa Topográfico del Instituto Cartográfico Nacional:

Screen Shot 2014-09-05 at 11.39.50 AM

El área de aplicación del Estudio engloba los siguientes municipios:

• Municipio de Santo Domingo Este;
• Santo Domingo de Guzman-Distrito Nacional;
• Municipio de Santo Domingo Oeste;
• Municipio de Santo Domingo Norte parcialmente.

Solo las zonas de Los Guaricanos, Villa Mella y

Sabana Perdida;
• Municipio de Los Alcarrizos (solo Los Alcarrizos y

Pantojas);
• Municipio de San Cristóbal. Solo San Cristóbal, Bajo de Haina y San Gregorio de Nigua.

Fig. No 1 mapa topográfico en la imagen satelital de GOOGLE a escala 1:100.000 denominado “Área Geográfica del Estudio”.

Fig. No 1 mapa topográfico en la imagen satelital de GOOGLE a escala 1:100.000 denominado “Área Geográfica del Estudio”.

En la Fig. No 1 se presenta el mapa topográfico a escala 1:100.000 denominado“Área Geográfica del Estudio” y la imagen satelital de GOOGLE que se refiere a la misma área.

En ambos se indica el área geográfica completa del es- tudio en cuanto se refiere a los Mapas de Peligrosidad y Microzonificación Sísmica. La superficie geográfica de esta área resulta de aproximadamente 262 Km2. Como se puede ver en el mapa topográficos a escala 1:100.000, se indican también los límites territoriales administrativos de cada municipio.

Se establece que las zonas de intervención de aplicación de todas las investigaciones para el desarrollo de los Ma- pas de Peligrosidad y Microzonificación Sísmica se refie- ren a los cascos urbanos recayentes dentro del área geo- gráfica de aplicación.

Grupos destinatarios

Como cabeza del sector técnico y receptor de todos los estudios que se han de desarrollar en el sector geológico y

de la vulnerabilidad en el país, el Servicio Geológico Nacio- nal SGN será el beneficiario directo del presente estudio.

El SGN ha sido también la entidad nacional que ha supervisado como contraparte nacional el Estudio de Microzonificación Sísmica financiado por la UE. Cabe también resaltar que según la Ley No. 50-10, el SGN se ha quedado como entidad autónoma adscrita al Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo.

De lo anterior desciende la importancia fundamental que reviste a nivel institucional para el presente Estudio el Mi- nisterio de Economía Planificación y Desarrollo y en parti- cular la Direccionde Ordenamiento y Desarrollo Territorial DGODT.

Otros actores institucionales, que de forma transversal se beneficiaran del Estudio, son:

La Oficina de Normas para Obras Publicas del Ministerios de Obras Públicas y Comunicaciones que ha emanado el nuevo Reglamento Sísmico para Estructuras en marzo de 2011; La Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Vulne- rabilidad de Infraestructura y Edificaciones, ONESVIE;El Consejo Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta ante Desastre (CN-PMR), la Comisión Nacional de Emer- gencias (CNE), el Centro de Operación de Emergencias y los Comités Regionales, Provinciales y Municipales.

Todosorganismos que pertenecen al mismo organigrama insti- tuido bajo la Ley 147-2002 de Política de Gestión del Ries- go; y todos los Municipios que integran el Gran Santo Do- mingo, además del casco urbano de San Cristobal, Haina y San Gregorio de Nigua. (Continuará) 

 

terremotos republica dominicana

Sismicidad y Tectónica del Canal de la Mona: Un repaso a los principales estudios publicados

Javier Rodriguez

Por: Ing. Javier Rodríguez, Vicepresidente de la SODOGEO 

Resumen:

Estudios de sismicidad, GPS, reflexión sísmica, batimetría y sonar llevados a cabo en los últimos 15 años sugieren que la zona del canal de la Mona es una franja comple- ja con mecanismo de extensión (este-oeste) separando la microplaca Hispaniola (HISP) de la Puerto Rico-Islas Vírgenes (PRVI) y en compresión (norte-sur) presionada por la placa norteamericana al norte y al sur por la placa del Caribe.

En los últimos 500 años sólo un terremoto provocó daños materiales y pérdidas humanas (1918) en el noroeste de Puerto Rico generándose un tsunami producto de un gran deslizamiento submarino en el cañón de la Mona . En la costa este de nuestra isla La Española hasta la fecha no se han reportado nunca ni pérdidas humanas ni daños materiales como resultado de la sismicidad en este período. 

 

El canal de La Mona es el paso marino que separa la isla de La Española de la isla de Puerto Rico en el Norte del Caribe, tiene una extensión aproximada de unos 100 km de este a oeste y unos 250 km de Sur a Norte limitado al Sur por la Trinchera de Los Muertos y al Norte con la Fosa de Puerto Rico. Al Sur, presenta profundidades de hasta 5,500 metros en la misma fosa de Los Muertos, en la re- gión central un promedio de 500 a 1,000 metros y al norte hasta 8,000 metros.

Abundante información sísmica existe sobre la zona des- de hace más de 25 años con la instalación de más de 20 sismógrafos tanto en Puerto Rico como en la República Dominicana. Así mismo varias estaciones de GPS (Siste- mas de Posicionamiento Global) han sido instaladas en ambas islas de donde obtenemos los vectores de despla- zamiento (Slip Vectors) de los diferentes terrenos geoló- gicos y también estudios batimétricos, de sonar y sísmica de reflexión han sido llevados a cabo entre 1995 y 2004 al norte del canal. Información preliminar sobre el sur del canal proviene del proyecto GEOPRICO-DO donde en el 2005 se desplegaron 10 sismómetros en el fondo marino en tres líneas al Sur de La Española y también al Noreste de Puerto Rico además de batimetría, sonar, sísmica de reflexión, gravimetría y magnetometría.

Historial Sísmico

Según nuestras fuentes consultadas, ningún evento sís- mico de relevancia tuvo lugar en la región del Canal de La Mona desde la llegada a América en 1492 por los coloni- zadores hasta el ocurrido en 1916 de magnitud 7.0 en la escala de Richter a 80 km de profundidad ubicado a 35 km al este de Cabo Engaño según el catálogo en la Web del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) (Figura 1). Al año siguiente ocurrió un sismo de magnitud 7.0 en la intersección de la prolongación de la falla Septentrional con el cañón de La Mona (Mona Rift) ubicado a una pro- fundidad de 50 km. En el 1918 tuvo lugar el terremoto que generó un tsunami con olas de más de 2 metros de altura que afectó el noroeste de Puerto Rico provocando más de 116 muertes. Este terremoto fue sentido en la región este de La Española donde se reportaron subidas en el nivel del rio Ozama en su desembocadura de Santo Domingo de hasta 70 cm cada 15 minutos por espacio de 2 horas (Reid & Taber, 1919). La profundidad de este terremoto en principio fue reportada en 65 km según el Catálogo del International Seismological Center (ISC), luego reubicado a una profundidad de 20 km (Doser, Rodríguez, & Flores, 2005). El mecanismo focal de este evento sugiere que ocurrió a lo largo de una serie de cuatro fallas normales de dirección 185°-235° (Mercado & McCann, 1998). Y en 1943 un terremoto ubicado unos 35 km al este del Cañón de la Mona de magnitud 7.6 sacudió Puerto Rico sin da- ños de consideración, este sismo tuvo una profundidad de 35 km.

Se adjunta además en la Figura 1, el epicentro del temblor de magnitud 5.8 (USGS), 6.0 (ISU), 5.7 (OSPL) representa- do por una estrella verde al sureste de la Isla Saona, con una profundidad de 90 km y donde el mecanismo focal obtenido por la Base de datos de los Centroides Globales de Momento Tensor (CMT) nos da una solución con dos planos de falla posibles a 90° entre sí:

-Plano 1: Rumbo 27° Inclinación 31° Direccion deslizamiento 42°

-Plano 2: Rumbo 259° Inclinación 70° Direccion deslizamiento 114°

Figura 1 Mapa de Google earth mostrando los Terremotos según el catálogo de eventos sísmicos del Servicio geológico de los Estados Unidos (USGS) ocurridos en los alrededores del Canal de La Mona desde el 1900 hasta el presente con magnitud por encima de 6.0 en la escala Richter. Se muestran en líneas rojas, los principales lineamientos estructurales geológicos activos (modificado de Mann et al, 1991, Mondziel et al. , 2010 y Carbó et al., 2005). Con una estrella verde se ubica el pasado temblor de mayo 28, 2014

Figura 1 Mapa de Google earth mostrando los Terremotos según el catálogo de eventos sísmicos del Servicio geológico de los Estados Unidos (USGS) ocurridos en los alrededores del Canal de La Mona desde el 1900 hasta el presente con magnitud por encima de 6.0 en la escala Richter. Se muestran en líneas rojas, los principales lineamientos estructurales geológicos activos (modificado de Mann et al, 1991, Mondziel et al. , 2010 y Carbó et al., 2005). Con una estrella verde se ubica el pasado temblor de mayo 28, 2014

 

Ambos mecanismos posibles son fallas inversas. Sugeri- mos el plano 2 que va más acorde con el tipo de tecto- nismo del lugar: Aparente empuje en dirección Sur del cabalgamiento de la Trinchera de Los Muertos.

Sismicidad Actual

En la región del Canal de La Mona tienen lugar diariamen- te un promedio de 2 a 3 sismos en su mayoría de magni- tud 2.0 a 3.0 . En la Figura 2 mostramos una recopilación de los sismos detectados por la Red del Observatorio Sis- mológico Politécnico Loyola (OSPL) (http://ospl.ipl.edu. do/) desde su inicio en octubre 2012 hasta principios de- julio del 2014. Debido a que la Red OSPL en principio fue diseñada para monitorear el Suroeste de la Republica Do- minicana, sólo se reciben registros de 3 sismógrafos de la región del canal: Punta Cana (RD), Mayagüez y Aguadilla (PR) de la Red Sismológica de Puerto Rico (PRSN) además de los del Instituto Sismológico Universitario de la UASD (ISU) como son el de Santo Domingo, Bonao, Baní y San- tiago entre otros. Nótese la cantidad de sismos bien

distribuidos sobre la Trinchera de Los Muertos entre la Dorsal de Beata y el Canal de La Mona en contraste con la porción al este del canal. Así mismo, algunos enjambres al norte del canal, como en el Bloque de la Mona (Mona Block), Rift de La Mona (Mona Rift) y al sur, al sureste de la isla Saona y al sur de la isla de La Mona.

En el mapa, se muestran con líneas gruesas blancas las principales estructuras geológicas que dividen lo que se entiende como microplacas o terrenos tectónicos inde- pendientes a las que nos referiremos mas adelante en el capítulo de tectónica. Los globos rojos representan los epicentros de los diferentes sismos sin importar su pro- fundidad y en tamaño proporcional a su magnitud. La ma- yoría de los sismos registrados por nuestra red en la zona central del canal son de profundidades superior a los 75 km y por el contrario, los que se aproximan a la placa Nor- teamericana y a la Trinchera de Los Muertos tienen por lo general menos de 35 km de profundidad, evidenciando un claro patrón de doble polaridad en la subducción de la placa Norteamericana por debajo de la microplaca Hispaniola al norte y al sur por la subducción de la Placa Caribe por debajo de la microplaca Hispaniola.

 

Figura 2. Mapa tomado de Google earth mostrando la distribución de la sismicidad de los alrededores del Canal de La Mona según los registros entre finales del 2012 y mediados del 2014 por la Red del Loyola según sismogramas recibidos a través del Instituto de Investigación para Sismología (IRIS). Con líneas rojas se representan las principales estructuras geológicas presumibles como activas dentro de la microplaca Hispaniola y parte de la microplaca Puerto Rico-Islas Vírgenes. Los globos rojos representan epicentros de los sismos registrados con tamaños en proporción a su magnitud pero sin diferenciar su profundidad. Con líneas gruesas blancas los límites propuestos por diferentes autores que mejor definen a nuestro criterio los contactos entre las micro- placas o terrenos al Norte de la Placa del Caribe.

Figura 2. Mapa tomado de Google earth mostrando la distribución de la sismicidad de los alrededores del Canal de La Mona según los registros entre finales del 2012 y mediados del 2014 por la Red del Loyola según sismogramas recibidos a través del Instituto de Investigación para Sismología (IRIS). Con líneas rojas se representan las principales estructuras geológicas presumibles como activas dentro de la microplaca Hispaniola y parte de la microplaca Puerto Rico-Islas Vírgenes. Los globos rojos representan epicentros de los sismos registrados con tamaños en proporción a su magnitud pero sin diferenciar su profundidad. Con líneas gruesas blancas los límites propuestos por diferentes autores que mejor definen a nuestro criterio los contactos entre las micro- placas o terrenos al Norte de la Placa del Caribe.

 

Un mapa del USGS se adjunta como Figura 3 sobre la misma región de la Figura 2 y con el mismo período de tiempo, esta vez con los epicentros coloreados según pro- fundidad registrados por los sismógrafos instalados en Puerto Rico y Punta Cana (RD) solamente. Nótese como los eventos de más de 70 km de profundidad predominan en la zona central del canal (globos verdes y azules) y los de poca profundidad (amarillo y naranja) se encuentran asociados a la plataforma sureste de Puerto Rico, al Rift de La Mona, Mona Block y a las cercanías del contacto con la placa Norteamericana al norte. No obstante, pocos eventos sísmicos son observados sobre la Trinchera de Los Muertos específicamente al este del canal. Asumimos que el vacío de sismicidad al oeste del canal se debe a la falta de alcance de los sismógrafos de Puerto Rico para detectar eventos menores y no a su ausencia.

Tectónica

Se resumen en este trabajo los estudios que considera- mos más significativos en los últimos años realizados por (Mann, Calais, Ruegg, DeMets, & Jansma, 2002), (Car- bó, Córdoba, Martín Dávila, Ten Brink, Herranz, & Otros, 2005), (Doser, Rodríguez, & Flores, 2005) y (Mondziel, Grindlay, Mann, Escalona, & Abrams, 2010).

Mediante el despliegue de una red de GPS entre Puerto Rico y la Hispaniola, Mann y sus colaboradores concluyen que existen dos regiones con diferentes comportamien- tos mecánicos: El bloque Puerto Rico-Islas Vírgenes-Islas Aves (Microplaca Puerto Rico-Islas Vírgenes) que se mue- ve de forma rígida y junto a la placa del Caribe a una ve- locidad de 2-3 mm por año (Ver figura 2) y el bloque de la Hispaniola (Micro Placa Hispaniola) que se mueve en la misma dirección que la placa del Caribe pero a una ve- locidad menor, y deduce la creación de una zona o límite entre estos bloques que se mueven a velocidad diferente que resulta ser la región del Canal de La Mona donde se reportan fallas normales y oblicuas con desplazamiento a lo largo de su dirección que deforman la plataforma cal- cárea del Oligoceno y principios del Plioceno. Parte del freno que evita que el bloque de la Hispaniola avance en sintonía con las demás resulta de la colisión oblicua de la plataforma de las Bahamas (Parte de la Placa Nor- teamericana) contra el límite Norte de la Hispaniola en dirección Sur-suroeste.

Figura 3. Mapa tomado de Google earth mostrando los eventos registrados por los sismógrafos del USGS desplegados en Puerto Rico y Punta Cana (RD) para la región del Canal de La Mona en el período Octubre 2012 a Julio 2014. Los globos de colores representan los epicentros de los eventos sísmicos. A la izquierda del mapa se muestra la leyenda de colores para los hipocentros (profundidades) y magnitudes.

Figura 3. Mapa tomado de Google earth mostrando los eventos registrados por los sismógrafos del USGS desplegados en Puerto Rico y Punta Cana (RD) para la región del Canal de La Mona en el período Octubre 2012 a Julio 2014. Los globos de colores representan los epicentros de los eventos sísmicos. A la izquierda del mapa se muestra la leyenda de colores para los hipocentros (profundidades) y magnitudes.

Mann y su grupo hacen comparaciones sobre el compor- tamiento del noreste del Caribe con áreas tectónicamen- te similares como los extremos norte y sur del Arco de Las Marianas donde pudiera estarse desarrollando un “punto pivote” o “Pinning point” sobre el extremo oriental de la colisión de la plataforma de Las Bahamas con la micro pla- ca Hispaniola (HISP) y la Puerto Rico-Islas Vírgenes (PRVI) que corresponde a los alrededores del Mona Block y el Rift de La Mona al norte del Canal de La Mona (Figura 2).

Resultados preliminares del Proyecto GEOPRICO-DO

(Carbó, Córdoba, Martín Dávila, Ten Brink, Herranz, & Otros, 2005) llevado a cabo durante marzo y abril del 2005 muestran que la Trinchera de Los Muertos y su cin- turón deformado acrecional relacionado están asociados con una zona de cabalgamiento y subducción activa (Ver Figura 2) y que el frente de deformación en la base del cabalgamiento está más claramente definido al oeste del canal de la Mona (68°W) que hacia el este donde la pro- fundidad de la trinchera es más baja. Perfiles realizados del Sub-fondo marino generados con un “echo-sounder” en el cinturón deformado en sedimentos, posiblemen- te de periodos Holocenicos, indican actividad reciente. También fue identificado un gran deslizamiento subma- rino sobre este cinturón de Los Muertos al suroeste de la isla de Puerto Rico el cual se muestra en la Figura 2.

En 2005 Diane Doser, Christina Rodríguez y Claudia Flores de la Universidad de Texas en El Paso, USA re- trabajaron y modelaron los terremotos de más de 6.0 M en el Canal de La Mona ocurridos entre 1915 y 1963. (Doser, Rodrí- guez, & Flores, 2005)

g 4. Sismicidad histórica y reciente (> 4.8 Mw al 2005) del Norte del Canal de La Mona según Doser y otros, 2005). La ubicación de los eventos históricos están tomados de Russo y Bareford (1993) y R. M. Russo (com. Verbal con Doser). Las elipses intermitentes y símbolos abiertos tienen un 90% de exactitud para los eventos del 1918 y 1920, relocalizados según la técnica de Petroy y Wiens (1989). Los triángulos son las réplicas del terremoto del 1943. Los Cuadra- dos, son réplicas del terremoto del 1946 del Este de La Española y los rombos son los sismos estudiados en el artículo de Doser y otros (2005). Los octágonos representan eventos sísmicos del 2005 de magnitud superior a Mw 4.8. SFZ-Zona de Falla Septentrional; NPRSF-Zona de falla ladera norte de Puerto Rico; SPRSF-Zona de falla ladera sur de Puerto Rico.

g 4. Sismicidad histórica y reciente (> 4.8 Mw al 2005) del Norte del Canal de La Mona según Doser y otros, 2005). La ubicación de los eventos históricos están tomados de Russo y Bareford (1993) y R. M. Russo (com. Verbal con Doser). Las elipses intermitentes y símbolos abiertos tienen un 90% de exactitud para los eventos del 1918 y 1920, relocalizados según la técnica de Petroy y Wiens (1989). Los triángulos son las réplicas del terremoto del 1943. Los Cuadra- dos, son réplicas del terremoto del 1946 del Este de La Española y los rombos son los sismos estudiados en el artículo de Doser y otros (2005). Los octágonos representan eventos sísmicos del 2005 de magnitud superior a Mw 4.8. SFZ-Zona de Falla Septentrional; NPRSF-Zona de falla ladera norte de Puerto Rico; SPRSF-Zona de falla ladera sur de Puerto Rico.

 

Para los eventos del 1915, 1920 (no reportado por USGS en Fig. 1) y 1943 (ver Fig. 4) se interpretan como produc- tos de la ruptura a lo largo de la zona o interface del límite de la Placa Norteamericana con la microplaca HISP y PRVI con profundidades o hipocentros de 20 a 30 km. El sismo del 1917 como producto de fallamiento con desplaza- miento lateral (strike-slip) presumiblemente dentro de la placa Norteamericana en subducción debajo de la HISP y PRVI. El del 1918, previamente comentado, resultado de fallamiento normal oblicuo a 20 km de profundidad como parte de una compleja ruptura de varios segmentos de fallas. Y finalmente, el sismo del 1916 que relocalizan tan- to su epicentro como profundidad hasta la costa de la Re- publica Dominicana, a una profundidad de 16 km y con

mecanismo de fallamiento inverso similar a la secuencia de sismos del 1946 en el este de La Española.

Doser concluye sugiriendo que, basado en los vectores de deslizamiento (Slip vectors) de los estudios de GPS recopilados en la zona y por la liberación de momento sísmico calculado en su trabajo, las estructuras geológicas localizadas al noroeste de Puerto Rico absorben un aproximado del 85% del movimiento entre la placa Norteamericana y el Caribe.

En el 2010, Steven Mondziel y sus colaboradores (Mondziel, Grindlay, Mann, Escalona, & Abrams, 2010) realizaron un conjunto de estudios geofísicos que incluía batimetría, sís- mica de reflexión y sonar en el Rift de La Mona (Cañón de La Mona). Ellos concluyen que el Cañón de La Mona está tec- tónicamente controlado por una falla principal que corre al este y norte del cañón y por fallas antitéticas (buzantes en sentido contrario a la principal) sobre el sur y el lado oeste produciendo una estructura tipo “medio-graben”. Sugieren que el Bloque de La Mona (Mona Block) es parte del PreArco levantado en períodos post pliocénicos producto de la sub- ducción oblicua de la plataforma de Las Bahamas sobre el Caribe, esto basado en evidencias de pliegues con dirección NE-SW en los sedimentos superiores , fallas de cabalgamien- to en el basamento metamórfico y enjambres de sismos poco profundos. Las fallas activas dominantes de la región de estudio son del tipo Normal con tendencia Norte-Noroes- te así como también de desplazamiento lateral izquierdo con presencia de desplazamiento de unos 3.5 km en la vertical para la falla principal del Cañón de La Mona.

Esta deformación con características de extensión para el Norte del Canal de La Mona se presume anterior al Pleisto- ceno según estudios de velocidad derivada de los GPS, sin embargo datos de geofísica marina indican que la sección sur y central del Cañón de La Mona empezó a separarse a mediados del Oligoceno hace unos 30 millones de años y continúa hasta el presente. La separación mínima estimada para la zona central del cañón de La Mona es de unos 6.1 km, de los cuales, 4.4 km se separaron desde el Plioceno tempra- no. Hay buena documentación para sugerir una lenta fase inicial (0.09mm/año) de extensión entre el Oligoceno Medio y el Plioceno Temprano pero difícil de justificar. Tan pronto la “Flotante” sección sureste de la plataforma de las Baha- mas se acopló en subducción con el norte de la Hispaniola y el norte del Canal de La Mona se seccionó este Pre-Arco y

degeneró en una segunda fase más rápida de extensión a través de la longitud del Cañón de La Mona (0.4mm/año) en los últimos 11 millones de años.

Estos resultados apoyan los modelos cinemáticos que pro- ponen que el Cañón de La Mona (Mona rift) forma parte del límite oeste del Bloque o micro placa Puerto Rico-Islas Vír- genes en movimiento hacia el este con relación al Bloque o micro placa Hispaniola que se encuentra anclada “pinned”.

El surco más profundo al norte del Cañón de La Mona (Mona reentrant) se sugiere que es el límite este de una pequeña dorsal (Mona Block) con movimiento en dirección oeste acuñada por cabalgamiento al norte (Subducción del Norte de La Hispaniola) y el desplazamiento lateral iz- quierdo de la prolongación de la Falla Septentrional al sur .

Bibliografía

Carbó, A., Córdoba, D., Martín Dávila, J., Ten Brink, U., Herranz, P., & Otros, y. (2005). Survey Explores Active Tectonics in Northeas- tern Caribbean. Eos , 86, 537-540.

Doser, D., Rodríguez, C., & Flores, C. (2005). Historical earthquakes of the Puerto rico-Virgin Islands region (1915-1963). Geological So- ciety of America Special Papers 385, 103-114.

Mann, P., Calais, E., Ruegg, J.-C., DeMets, C., & Jansma, P. (2002). Oblique Collision in the Northeastern Caribbean from GPS measu- rements and geological observations. Tectonics , 21 (6).

Mercado, A., & McCann, W. (1998). Numerical simulation of the 1918
Puerto Rico tsunami. Natural Hazards , 18, 57-76.

Mondziel, S., Grindlay, N., Mann, P., Escalona, A., & Abrams, L. (2010).
Morphology, structure and tectonic evolution of the Mona canyon (northern Mona passage) from mutibeam bathymetry, side-scan sonar and seismic reflection

profiles. Tectonics , 29.

Reid, H., & Taber, S. (1919). The Porto Rico earthquakes of October- November 1918. Bulletin of the Seismological Society of America , 9, 95-127.

Russo, R., & Bareford, C. (1993). Historical seismicity of the Ca-ribbean region, 1933-1963. Caribbean Conference on Volcanism, Seismicity and Earthquake Engineering.
Trinidad: University of the West Indies.

 

“MINERÍA Y DESARROLLO SOSTENIBLE”

El Departamento de Ingeniería Civil y SODOGEO 

INVITAN  A LA CHARLA SOBRE

 “MINERÍA Y DESARROLLO SOSTENIBLE”

 

Charlista:  Ing. MARCO PEREZ

Ingeniero Geólogo y de Minas, Consultor Ambiental.

 

Aula: B1-01

Fecha: Miércoles 3 de Septiembre de 2014

Hora: 7:00 p.m